Síntesis de taller 8

Leer la presentación de sintesis

1 de abril de 2016 – Universidad Politécnica de Valencia

TALLER 8: COMERCIO INTERNACIONAL, AUTONOMÍA, SOBERANÍA ALIMENTARIA A LAS DIFERENTES ESCALAS GEOGRÁFICAS Y SISTEMAS ALIMENTARIOS

PDF : fmat_sintesis-taller-8

BALANCE

El mercado internacional de los productos agrícolas, donde se comercializan los productos entre países, solo afecta al 15 % de la producción del consumo mundial de productos agrícolas.

Los precios de los productos básicos practicados en este mercado son muy bajos, ya que las explotaciones que lo abastecen están extremadamente mecanizadas y son capaces de producir a muy bajo precio.

Debido al efecto de la liberalización del comercio, este mercado compite con los productores de alimentos, incluidos aquellos en los que los productos se consumen de forma local. Los agricultores que suministran lo esencial de la alimentación mundial se ven obligados a disminuir sus precios y reducir sus ingresos al mínimo.

La liberalización del comercio de productos agrícolas genera una pobreza masiva. 500 millones de explotaciones agrícolas familiares, es decir tres mil millones de personas, entre las cuales figuran en primer lugar las explotaciones de los países denominados “en vía de desarrollo” de África, América Latina y Asia, compiten con una minoría de empresas, se arruinan progresivamente y se ven obligados al éxodo rural.

La liberalización del comercio de productos agrícolas es contraria al objetivo de resolver el problema del hambre en el mundo, que golpea mayoritariamente a los campesinos, cuyos ingresos son insuficientes para producir o comprar su propia alimentación. Es contraria a la necesidad de mantener y crear más empleo, algo que, solo la agricultura familiar puede permitir en este momento en los países denominados “en vía de desarrollo”. Hunde y mantiene al mundo en la crisis económica. Según algunas estimaciones, el aislamiento de los campesinos en la pobreza priva al mercado de los bienes y servicios de una solicitud de 3000 a 4000 millardos de dólares al año.

La liberalización del comercio, que destruye a las agriculturas familiares y al potencial de abastecimiento alimentario diversificado local, provoca el cambio de los sistemas alimentarios hasta hacer que algunos países dependan de un abastecimiento exterior para su alimentación.

La liberalización del comercio, que favorece el desarrollo de una agricultura extremadamente mecanizada que practica la monocultura de variedades estándares recurriendo de forma masiva a los insumos induce al derroche de los recursos naturales y a la destrucción de la biodiversidad cultivada e impide el desarrollo de una agricultura agroecológica. Los acuerdos de libre comercio también tienen un efecto negativo sobre la salud, dado que está estrechamente vinculada en muchas comunidades al uso de variedades locales.

Los acuerdos comerciales de libre comercio limitan las elecciones de una política agrícola y alimentaria, ya que imponen desregular los precios de los productos importados. Impiden que los países puedan mantener los precios practicados en su mercado interior a un nivel que evite la ruina de los productores agrícolas.

Incluso en Europa y en Estados Unidos, los ciudadanos están obligados a organizarse para resistir a la destrucción del tejido local de las producciones (asociaciones o políticas municipales de abastecimiento directo junto a productores locales). Europa compensa las bajadas de salarios que sufren los agricultores debido a la competencia internacional mediante subvenciones. Pero, el reparto de estas subvenciones favorece igualmente a las grandes explotaciones.

El Tratado Transatlántico que se está negociando entre América del Norte y Europa tiene como objetivo intensificar la liberalización del comercio de los productos agrícolas entre estas dos regiones. Es una amenaza para los agricultores familiares, al igual que otros acuerdos comerciales que también están en fase de negociación entre otras regiones, especialmente los Acuerdos de Asociación Económica entre la Unión Europea y África, el Caribe y el Pacífico (ACP-UE), cuyos efectos afectan a un número de personas aún mayor.

Las iniciativas Climate Smart Agriculture y Nueva Alianza para la seguridad alimentaria en África participan en el desarrollo de grandes empresas agrícolas y agroindustriales a expensas de la agricultura familiar.

La liberalización genera una gran violencia debida a los conflictos por el acceso a la tierra que induce a el acaparamiento de los recursos naturales por las explotaciones capitalistas para los asalariados que disfrutan de un régimen de comercio liberalizado.

La adopción de acuerdos relativos a la “propiedad intelectual”, que implican la apropiación de la biodiversidad cultivada por las grandes empresas de semillas va, a menudo, de la mano con la liberalización del comercio. Contradicen la libertad de los campesinos para seleccionar y reutilizar sus propias semillas. Algunos acuerdos los exponen incluso a sanciones en base a una simple “presunción” de violación de la propiedad intelectual.

¿Quién está en el origen de esta orientación política general autodestructora? Son, en particular, las grandes empresas transnacionales del sector agroalimentario que influyen en las elecciones políticas mucho más que los ciudadanos, los cuales están más alejados de los procesos de decisión.

Conclusion

En el pasado, se han puesto en marcha políticas agrícolas en favor de la agricultura familiar en todos los países denominados “desarrollados” y en la mayoría de los países denominados “emergentes”. En gran medida, es gracias a ellas que han podido acceder a esta posición. La ausencia de estas políticas en multitud de países del mundo y, en los países donde existían, su fragilización desde hace decenas de años tienen efectos económicos, sociales, ecológicos y políticos dramáticos.

Para garantizar a los agricultores familiares una remuneración digna de su trabajo, hay que garantizar su protección frente a la competencia desigual que provoca la liberalización del comercio. La agricultura no debe estar sometida al régimen del comercio liberalizado y las políticas públicas deben regular los precios agrícolas para garantizar la perpetuidad de las agriculturas familiares rurales.

PROPUESTAS

Los países deben recuperar el derecho de proteger a sus agriculturas familiares y sus sistemas alimentarios, sin provocar un dumping perjudicial para la agricultura familiar del resto de los países. Hay que poner fin al régimen comercial que imponen el Acuerdo Agrícola y los acuerdos de libre comercio y sustituirlos por otras reglas internacionales, igual de restrictivas, para garantizar efectivamente la soberanía alimentaria.

Medidas políticas necesarias

– Regular los precios de los productos agrícolas mediante políticas comerciales que se apliquen a las importaciones y exportaciones (cuotas, deducciones) y, si fuese necesario, políticas de gestión de la producción (cuotas lácteas, etc.);

– Garantizar el acceso a los campesinos a las tierras y los recursos naturales, así como a otros medios de producción y, especialmente, a los créditos a tipo de interés preferencial;

– Garantizar el abastecimiento de las poblaciones de productos alimentarios sanos y locales mediante medidas que favorezcan la relocalización del comercio. Algunos ejemplos: crear “cajas de reparto equitativo” financiadas por los derechos aduaneros para comprar alimentos en el mercado local y redistribuirlos a precio preferencial para los ciudadanos más pobres; favorecer o imponer parcialmente la firma de acuerdos de abastecimiento de restaurantes colectivos (hospitales, escuelas, administraciones) por parte de productores locales; favorecer a las asociaciones de mantenimiento de la agricultura familiar relacionando directamente a los consumidores y los productores; favorecer las “compras verdes” mediante la puesta en marcha de un etiquetado que permita informar, de forma precisa, a los consumidores sobre el origen y la calidad de los productos.

Acción ciudadana

Para poder realizar este giro político general, es necesario un movimiento de reivindicación mundial de gran alcance:

– Hay que formar una amplia coalición en torno a una propuesta de políticas agrícolas y comerciales, coordinadas a nivel internacional, en favor de la agricultura familiar rural, y una fuerza de convicción omnipresente para compensar los lobbies de la industria agroalimentaria junto a los responsables políticos y las instituciones internacionales (especialmente las Naciones Unidas y la Comisión Europea). Esto puede pasar por la creación de una amplia plataforma de todas las partes interesadas de la agricultura familiar rural y por la constitución de oficinas de expertos dedicados a promover políticas alternativas.

– Este movimiento debería, en primer lugar, impedir que se lleven a término los actuales acuerdos de liberalización del comercio que afecten al comercio relacionado con los servicios y productos agrícolas (APE, CETA, TTPIP…). Debería redactarse una declaración que denuncie estos tratados y que se firme por el mayor número posible de organizaciones y ciudadanos.

INTERVENCIONES

La siguiente lista no es exhaustiva. Pedimos disculpas a aquellos intervinientes y participantes de este taller que no encuentren aquí escrito su nombre y les invitamos a que nos lo indiquen en la siguiente dirección, para que podamos editar una nueva versión de esta síntesis con la lista completa: secretariat@landaccessforum.org

Intervenciones introductorias:

BOEHM, Terry, Agriculteur, ancien président du Syndicat National des Agriculteurs du Canada; Agricultor, antiguo presidente del Sindicato Nacional de Agricultores de Canadá; Farmer, former president of the National Farmers Union (NFU), Canada

BUISSON, Michel, Agronome, Association pour la taxation des transactions financières et pour l’action citoyenne (ATTAC), France; Ingeniero agrónomo, Asociación para la tasación de las transacciones financieras y para la acción ciudadana (ATTAC), Francia; Agronomist Association for the Taxation of financial Transactions and Citizen action (ATTAC), France

DAVID, Michel, Paysan, Confédération paysanne, France; campesino, Confédération paysanne Francia; farmer, Confédération paysanne, France

HERNANDEZ, José, Slowfood Saragosse, Espagne; Slowfood Zaragoza, España; SlowFood Saragossa, Spain

MAZOYER, Marcel, Professeur Émérite, Agroparistech, France; Profesor Emérito, AgroParisTech, Francia; Emeritus Professor, Agroparistech, France

WARTENA, Sjoerd, Fondateur et ancien président de Terre de Liens, France; Fundador y antiguo presidente de Terre de Liens, Francia; Founder and former president of Terre de Liens, France

Intervención de los participantes:

BAYLAC, Michel, Président de l’Association Européenne des Institutions d’Aménagement Rural (AEIAR); Presidente de la Asociación Europea de las Instituciones de Desarrollo Rural (AEIAR); President of the European Association for Rural Development Association, France

BOTELLA RODRÍGUEZ, Elisa, Maître de Conférence en Economie de l’Amérique latine, Département d’Économie et Histoire Économique, Université de Salamanque, Espagne; Profesora de Economía en América Latina, Departamento de Economía e Historia Económica, Universidad de Salamanca, España; Lecturer in Economics of Latin America (PhD), Universitry of Salamanca, Spain Departamento de Economía e Historia Económica, Universidad de Salamanca, Espana

DIEZ, Vera, Agronome, Centre d’Etudes Rurales et Agricoles Internationales (CERAI), Espagne; Ingeniera agrónoma, Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), España

HYEST, Emmanuel, Président de la Fédération Nationale des Société d’Aménagement Foncier et d’Établissement Rural (FNSAFER), France: Presidente de la Federación Nacional de Sociedades de Ordenación Territorial y Establecimiento Rural (FNSAFER), Francia; President of the National Federation of land management and rural settlement Institutions (FNSAFER), France

J. ESCRICHE BUENO, Pedro, Président du Centre d’Études Rurales et Agricoles Internationales (CERAI), Espagne; Presidente del Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), España

LUNAS COSTA, Alessandra, Confédération Nationale des Travailleurs Agricoles (CONTAG), Brésil; Confederação Nacional dos Trabalhadores na Agricultura, CONTAG; Confederación Nacional de los Trabajadores Agrícolas (CONTAG), Brasil; Brasil National Federation of Agricultural Workers (CONTAG), Brazil

MARIANI, Maurizio, projet Eating Cities, président du Consortium Risteco, Italie; proyecto Eating Cities, presidente del Consorcio Risteco, Italia; Eating Cities Project, president of the RISTECO consortium, Italy

MUNTING, Monique, Chercheur et réalisatrice de documentaires, AGTER, SCAM, Amnesty International, COTA, Belgique; Investigadora y directora de documentales, AGER, SCAM, Amnistía Internacional, COTA, Bélgica; Researcher, consultant and film maker, AGTER, SCAM, Amnesty International, COTA, Belgium

PLUVINAGE, Jean, Chercheur, Fondation Terre de Liens, France; Investigador, Fundación Terre de Liens, Francia; Researcher, Fondation Terre de Liens, France

SUAREZ, Victor, Association Nationale des Entreprises de Commercialisation des Producteurs ruraux (ANEC), Mexique; Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC) México; National Association of Rural Commercialization Enterprises (ANEC) Mexico

Moderador:

Laurent Levard, Parti de Gauche, France; Parti de Gauche, Francia; Parti de Gauche, France

Relatora:

Raluca Batagoiu, Experte en développement agricole, Roumanie; Experta en desarrollo agrícola, Rumanía; Rural development expert, Romania